domingo, 20 de julio de 2008

Día del amigo

A pesar de lo comercial de la fecha, que ya se ve apropiada por todos aquellos para los que importa más un regalito que un abrazo, creo que en nuestro blog debe figurar un saludo para todos nuestros amigos que alguna vez nos honran entrando en él, y en especial para Quique, ese amigo del alma que volvió después de tanto tiempo y al que lo único que le podemos reprochar es ¿¡ Porqué estás tan lejos, hermano ?! Un abrazo tan grande y largo como pa' que llegue a Rosario.

Irene y Miguel

7 comentarios:

Quique dijo...

Gracias Miguel y gracias Irene por el comentario y por tanto afecto.

Sigo afirmando que una de las grandes ¿revanchas? ¿segundas oportunidades? que me dió la vida fue haber recuperado el contacto con ustedes después de tantos años, y que nuestra amistad estuviera intacta; más madura y reflexiva, pero intacta. Por eso para mi el "día del amigo" es cada vez que los recuerdo y agradezco a la vida por habernos reencontrado (incluyo a las familias en esto, por supuesto, y especialmente a Ruth).

Mientras me seco las lágrimas y me sueno la nariz después de pensar en todo esto, me pongo a leer los nombres de los amigos que nos visitaron y dejaron sus saludos, opiniones o comentarios en nuestro blog, a lo largo de estos dos años y medio de existencia.

Algunos de ellos:

Rodolp
Eduardo
Willi, de Danae
Mario Piazza
Turkosama
Adrián
Emáleo
Aqualung
Mp
Silvia Macario
Dardo Razzo

Este orden es arbitrario, de acuerdo a como los fui rescatando de los comentarios. Y perdón si olvido a alguno.

Permitanme un párrafo especial para Esteban Cerioni, porque es un caso muy similar al de Miguel e Irene. Con Esteban nos vimos por última vez en 1980 y nos reeencontramos este año. Con algo de canas y arrugas más (él no, yo...) recuperamos una amistad que por esas cosas de la vida...

Con todos ustedes y por todos ustedes, alzo la copa (como le gusta a Rodolp, intuyo) y brindo.

Un abrazo,

Q.

Eduardo dijo...

Irene, Quique y Miguel:
Muchas gracias por las palabras escritas en el día del amigo y por haberme incluido en la misma.
En este día de recuerdos me tope con algo que escribí el 3 de Agosto de 1980 que creo que todavía tiene vigencia:

Cuando en el espacio flote cualquier animo belicista, cuando la tierra se empiece a destruir por el odio, todavía quedaran hombres que griten a viva voz ¡AMIGO!

Un gran abrazo desde el corazón

Eduardo

rodolp dijo...

Qué bien intuye don Quique!

Un gran abrazo sureño, extensivo desde ya a toda la comunidad que disfruta de este hermoso blog.

Rodolp

REDD LAND dijo...

Querido Quique:

Canas, si....pero con la frente (muy) alta!!!! (jajajaja)
Gracias, Hermano...ser tu amigo es un verdadero lujo.
Aprovecho para saludar a Miguel e Irene, y de paso también a Eduardo y a Rodolp.

Un gran abrazo para todos
ESTEBAN

Quique dijo...

Gracias a todos por el afecto y los saludos.

A todos los que lamentan mi lejanía les digo: tal vez sea ese el secreto de la amistad, porque se han olvidado (el tiempo nos dá ese changüí) lo molesto que puedo llegar a ser cuando estoy cerca...

Ahora en serio: si el tiempo no nos pudo vencer, mucho menos lo hará la distancia.

Los quiero,

Q.

PD: Esteban, muy buena la nota de "La caja..." ¡Te hablaste todo!

Un abrazo,

Miguel dijo...

Acá un comentario de Ruth, que no tiene cuenta de Google.


Querido Quique, yo soy otra más que en el día del amigo sintió un puño en la garganta y coincido plenamente con lo que dijeron Irene, Miguel y vos, pero mi reflexión se fue para otro lado.

Yo creo más en el destino que en las casualidades. Irene y Miguel son una feliz pareja porque se tenían que encontrar en la vida, y porque Enrique, amigo de Miguel y amigo de Irene, por una broma del destino, los hizo conocerse.

Osvaldo y yo llevamos 26 años de matrimonio, cada vez mejor, porque un día Enrique, por otra broma del destino dijo "Y si vamos a tocar la viola al Parque Lezama?". Y fue exactamente el día que Osvaldo pasó por ahí con sus amigos, escuchó música en la barranca del parque y se acercó.

Qué extraña casualidad hizo que esa magia de hacer amigos y después ampliar ese círculo de amigos hiciera que Irene y Miguel compartieran el resto de su vida gracias a vos, y Osvaldo y yo otro tanto.

CASUALIDAD??? ...

Feliz día del amigo, Ruth

(Ahora te toca llorar a vos)

Quique dijo...

Hola Ruth, tanto tiempo...

Te agradezo tu cariño y recuerdo, a pesar del tiempo y la distancia.

Permitime que insista en que son todos ustedes muy buenos, porque no creo tener tanto mérito. En todo caso, el más afortunado fui yo al conocerlas!

Un beso grande y saludos a todos por allí. Nos vemos pronto,

Quique