martes, 9 de diciembre de 2008

The Rosario Festival Fusion Rock, o más sencillamente, una juntada progresiva

El viernes se llevó a cabo el festival del título, y la humorada viene a cuento de cierta ampulosidad en el nombre, que se coló de alguna manera también en el clima de algunas de las interpretaciones.

Lamentablemente, la gente no acompañó: me parece que no llegabamos a 100 personas en la Sala Lavardén. Pero hubo una razón de peso: prácticamente el festival no tuvo difusión, y ese es un error que se paga caro, sobre todo tratándose del público prog.


William Gray inicia su set a platea semivacía. Faltó difusión. Una verdadera lástima.


La primera banda en presentarse fue Eden Katru, que arrancó sin más un set de temas de fuerte impronta sinfónica. La banda está integrada por Marcelo Chipont en teclados, Leandro Calello en bajo y guitarras, Juan Amaya en batería y el notable vocalista Daniel Noya. Tuve oportunidad de hablar con Daniel, un tipo bárbaro que tiene muchas ganas de armar una movida progresiva con bandas de Baires y de aquí. Eden Kathru basa su potencia en un colchón de texturas sinfónicas entretejidas por los teclados, con remansos acusticos a cargo de Calello que remiten en sus alternancias inevitablemente al Yes de "Close..." o el ELP de "Pictures..." por momentos. La influencia del sinfónico inglés es notoria.

Eden Khatru y su despliegue progresivo. Una mención especial para su vocalista.


Luego fue el turno de nuestros Pablo el Enterrador. En un set recortado por cuestiones de tiempo, los Pablo mostraron un repertorio que se esfuerza por aggionarse sin perder el estilo. Hay cambios, giros y novedades en un repertorio clásico, que augura una renovación respetuosa de una forma de entender la música. Mientras los disfrutaba se me ocurrio pensar que sus grabaciones apenas son un esbozo de lo que son en vivo: tienen una fuerza, una alegría por tocar que sacude. Tocaron frente a tan poquitas personas como si estuvieran ante miles, por el sólo placer de hacerlo.

Un hallazgo la incorporación de los Danae Pablo López y Willi Torres. El bajo virtuoso de Willi se combina perfectamente con la potencia de la batería de Marcelo Sali, logrando una pared rítmica inedita para los Pablos, que le queda a la perfección. La guitarra de Pablo parece darle otra soltura a la guitarra y la voz de José María Blanc. La banda se completó esa noche con Jorge Urquilla en teclados y las siempre presentes bases del siempre recordado Turco Antún desde una pista.

Pablo el Enterrador con nuevos arreglos y el aporte de los 'Danae' Pablo y Willi.


Para cerrar, William Gray. Con 9 músicos en escena liderados por Sebastián Medina en voz y guitarras, y un correlato en formato comic de la música que transcurría, hicieron la presentación de su trabajo "Living Fossils", un proyecto ambicioso, una historia llena de matices que petenden contar, lamentablemente (o no, según se mire) en idioma inglés. Su sonido incorpora instrumentos de gran riqueza sonora, como el cello y el bandoneón, bien ejecutados y bien utilizados. Sin embargo, es difícil en las intervenciones de las guitarras no remitirse a Porcupine Tree en sus momentos más vibrantes, o al mismísimo Jethro Tull en los momentos acusticos, similitud de voces incluidas.

La banda porteña a pleno. William Gray y la multitud de instrumentistas.


En síntesis, tres buenos momentos de tres bandas que buscan definir o redefinir su lugar, según el caso. Me fui más que conforme con la experiencia, que augura larga vida al progresivo local. Esperemos que con mayor difusión estos eventos traigan más de estas experiencias a Rosario, una plaza que sin dudas tiene un publico de buen paladar progresivo.

6 comentarios:

Anabel Donnet dijo...

Hola: Muy buenos tus comentarios excepto por tu apreciación en cuanto a la falta de difusión. Quería informarte que estuvimos presente en más de 15 medios de relevancia en la ciudad, incluyendo dos semanas en el Diario La Capital. Por eso estimo que más que por falta de difusión esto se debe a que es una característica del público local el que es esquivo al pago de eventos culturales y más si estos llevan por título algo tan engorroso... como decís. Este estilo de música es particular; el rosarino es particular... no creo que la ausencia en la sala se deba a la falta de difusión.
saludos

quique dijo...

Hola, Anabel:

Coincido con tu apreciación sobre las particularidades de este tipo de audiencias, quizás extendiendola también a otras ciudades. Considero que estas características se replican en otros lugares y no son patrimonio de los rosarinos.

En cuanto a la difusión, no sé, habría que analizarlo más. Yo me considero un tipo informado, que lee periódicos y escucha radio (de música y de información general), y te aseguro que me enteré por oca a boca. Un amigo común con los Pablo el enterrador me avisó que tocaban, y los detalles me los dió un amigo de Buenos Aires que me recomendó a William Gray. Puede que me equivoque, por supuesto, pero esta impresión que vertí en el post es de "primera mano". Fue un comentario tambìén entre el público a la salida, porque nos quedamos varios conversando entre nosotros y con los músicos.

De todos modos, confío en que el comentario no los desaliente o sea tomado como una crítica desconsiderada. Yo hablé más desde la pena por los que se lo perdieron, porque fue estupendo. Pero además, si les sirve para aprender de la situación y ajustar tuercas, bienvenidos.

Y por supuesto, humildemente les ofrezco todos los recursos web que están a mi alcance para apoyar la difusión. Desde los blogs y las redes que participo gustosamente puedo colaborar. Y de hecho lo hice: en todos mis espacios anuncié el evento.

Te dejo un saludo, y por favor, que el saldo del encuentro siga siendo lo excelente del espectáculo, y no una discusión sobre gente.

Quque

Corto Maltes dijo...

Lo malo de las ausencias de publico en general en espectaculos de este tipo es que, segun mi opinion, se confirma que el nivel cultural de la gente esta decayendo poco a poco y no es un fenomeno solo de Rosario sino de todas partes.

andy dijo...

En referencia a tu comentario del festival progresivo creo que la falta de interes del publico por este tipo de eventos no se debe solo a la poca difusion sino tambien al poco interes que generan las bandas del genero.
Por ejemplo William Gray tiene texturas instrumentales interesantes algunas de ellas de corte ciudadano pero oh! pequeño detalle - cantan en ingles -- no vieron Argentina Beat estos chicos?
En cuanto a Eden Khatru y los conozco bastante, me parece que su cantante tiene menos onda que Riquelme festejando un gol.
Mientras algunos musicos progresivos sigan creidos que estan sobre un pedestal las cosas no van a cambiar demasiado.
Repasen un poquito la musica progresiva de los 70(de nuestro pais obviamente) y quizas mejoren un poco.

quique dijo...

Amigos,

Me parece que todos tienen algo de razón en las apreciaciones. Corto Maltés habla de un decaimiento cultural, y hay mucho de cierto en eso; Analía habla de la gente, y también tiene algo de razón; Andy habla de ciertas características de algunos músicos y es dificil no acordar con eso.

De todos modos, me quedo con lo cierto de esas afirmaciones pero rechazo tomarlas como absolutas y únicas. Creo que nos acercaríamos más a la respuesta -si es que tal cosa hiciera falta, cosa que dudo- si encontraramos un equilibrio entre todas estas miradas, y otras más que seguramente puede haber y que deberían ser tenidas en cuenta también.

Yo he tomado algunas acciones al respecto, al menos en lo que mi capacidad y creatividad me dejan -uno hace lo que puede con lo que tiene: he abierto varios espacios, fundamentalmente para difusión. Y he descubierto cosas. Y he hecho algunos amigos nuevos, tipos muy talentosos y sin difusión.

Los invito a proponer. A accionar. A ver que pasa si uno hace. Sin obligación, pero con compromiso.

Yo estoy sacando tiempo al tiempo para poder seguir estos espacios, pero creo que vale la pena.

Ojalá sirva.

Un abrazo a todos.

ray dijo...

Bueno yo era uno de los 100,y me pareció excelente William Gray.