viernes, 26 de diciembre de 2008

A propósito de Jaco y Birdland

El amigo Willi Torres, excepcional bajista de Dánae -entre otras experiencias- me acerca la data de un fragmento del libro de Bill Milkowsky, "Jaco Pastorius. La extraordinaria y trágica vida del mejor bajista del mundo", en el que se relata la llegada de Jaco a Weather Report.

Es muy interesante la historia, plagada de anécdotas, desplantes y amores, y recomiendo leerla completa. Pero yo quiero rescatar un párrafo realmente maravilloso referido a una entrevista de Guitar Player de 1984, en el que el propio Jaco, según nos cuenta Milkowsky, explica el uso de los falsos armónicos en la entrada de "Birdland". Dice así:

Todo lo que los estudiantes, que quieran aprender las bases de los armónicos, tienen que hacer es conseguir un buen libro sobre violín y leer sobre los tonos de la flauta dulce de seis u ocho agujeros (armónicos naturales). Se ha utilizado durante años y años en los violines y en los violoncelos, etc. Lo único que tenéis que hacer es aprender dónde se encuentran, dedicar mucho tiempo a trabajar en eso, y saber cuáles son. Si aprendéis todos los armónicos de cuerdas abiertas en un bajo, los armónicos naturales, podéis tocar casi cualquier nota cromáticamente. El otro camino es la técnica del punteado. Pongamos el caso de «Birdland», por ejemplo, en la que yo mismo saqué los armónicos de la introducción. Conseguí ese sonido con el pulgar de mi mano derecha tocando ligeramente la cuerda en la octava y punteando detrás de ella, casi como se haría con una guitarra eléctrica. Podéis conseguir los armónicos de esta manera. Es cuestión de subdividir las cuerdas. De modo que toco la nota con la mano izquierda en los trastes, sujetándolos. Luego con el pulgar de mi mano derecha tendré la nota una octava más alta, arriba sobre las pastillas, y punteo la cuerda con el primer y segundo dedo detrás del pulgar. De esa forma se oye el armónico. En realidad es muy simple. Sólo se le debe dedicar tiempo, y uno tiene que poseer una gran técnica, porque si no te acaban doliendo los dedos. Tienes que saber puntear muy fuerte para que salga.



Que genial, ¿no es cierto?

3 comentarios:

Corto Maltes dijo...

Como todo lo de los genios, lo explican de manera que parece facilísimo y en realidad es puro talento.

quique dijo...

Es cierto, pensé exactamente lo mismo al leerlo.

Un abrazo,

QUique

REDD LAND dijo...

Totalmente de acuerdo con CORTO MALTES...lo explica como algo fácil, pero...
Conocía esa técnica y la utilizo se tanto en tanto para tocar un par de armónicos ....pero, TOCAR TODO UN TEMA ASI!!!!! Eso si que no es nada fácil.
Saludos!!!!

ESTEBAN