jueves, 21 de febrero de 2008

Haciendo memoria

Se ve que me estoy poniendo viejo porque se me dió por ponerme nostálgico, cosa que no es muy común en mi. Seguramente por eso se me ocurrió escribir unas líneas sobre como llegué a la música que sería definitivamente, el soundtrack de mi vida de 49 años próximos a cumplir.

Mi infancia estuvo acompañada de tango (presencia ineludible de mi viejo, músico) y la música pasatista de fines de los '60 y principios de los '70 (esa que hoy es tema central de cuanto programa de revival anda pululando por allí), pero recuerdo claramente el primer disco que me "partió la cabeza", como dicen los chicos hoy, que fue un regalo de compleaños allá por el '70 o '71: "Willy and the poor boys" de Creedence. A partir de allí la cosa fue distinta, y como es lógico, comenzó una búsqueda que por aquellos años era bastante dificultosa, porque no se conseguía mucho para escuchar, aunque a los jovencitos de hoy les parezca increíble.

Con mi amigo del barrio de aquellos años en Parque Chacabuco, Cachito Pappa, empezamos a buscar por todos lados: aparecieron así varios discos que hoy guardo (algunos; los que conseguí en CD o guardé en vinilo), que me fueron dando algunas pautas de lo mucho que había dando vueltas.

Esto me trae al segundo disco importante. Aunque hoy suene algo naif, en su momento fue una verdadera revolución para nosotros: el disco de Vox Dei "Es una nube no hay dudas" nos mostraba, sobre todo, que había otra forma de decir ciertas cosas. A partir de allí, y con la ayuda de la radio a la noche (El expreso..., y otros programas por el estilo) fue un continuo descubrir: me recuerdo muy claramente escuchando por primera vez "Hace casi 2000 años" de Color Humano sin poder salir de mi asombro en una solitaria noche de radio.

Ahora escuchaba todo y guardaba todo: recuerdo que atesoraba un par de esos discos de colores, verdaderas ensaladas de gusto dudoso, pero que tenían dos joyitas que recuperé luego a gran escala: uno tenía el "Tema de Pototo" de Almendra y el otro, el "Rock de la mujer perdida" de Los Gatos. Unos años después descubriría quien era el guitarrista del genial riff del tema de Los Gatos.

También cayó en nuestras manos uno de esos discos de recopilación que eran tan usuales en esa época en que no se editaba nada de afuera, especies de experimento para ver que pasaba con esa música, y que traía, por ejemplo, "From the beginning", de EL&P, "Total mass retain", una sección de la obra mayor de Yes, "Close to the edge", entreverados con "The Ocean" de Zeppelin o "Schools out" de Alice Cooper. Por supuesto, ese fue el disparador de la búsqueda de todo el rock inglés y norteamericano que pudieramos conseguir. Recuerdo cuando me compré el recién salido "Brain Salad Surgery" de EL&P y lo puse a todo el volumen que daba el pobre Winco, el despelote que armó mi vieja... "¡Que estás escuchando! ¡Bajá eso!" Jeje

Luego, bueno, mi primer recital a eso de los 14 o 15 años en el Coliseo para ver a Invisible.

Y Tato Zaffino con Ave Rock, y Jimi Dávila con Hendrix, y otro compañero fana de Aquelarre, y otro con los discos de Pappo abajo del brazo, y...

Un tiempo después nos cruzamos con Miguel para una amistad de 32 años, y de compartir al Flaco Spinetta, a Genesis, a Giant, ¡a MIA! Y sábados de Woodstock y de "The song remains the same" interminables e incontables.

Que épocas, ¿no, Miguel? Estoy tentado de contradecir al Flaco, porque haciendo este racconto tal vez sí podría decir que todo tiempo por pasado fue mejor... Aunque mañana pueda ser mejor aun.

6 comentarios:

rodolp dijo...

Quique:
Es un gusto saber que tantos que hemos caminado las mismas rutas como figuras invisibles seguimos unidos por las mismas melodías.
Alguien en Mendoza, o en Rosario o en Bahía Blanca seguramente también transitó estos senderos con la misma banda de sonido pero se vuelve más simpática la referencia cuando descubrís -como yo ahora- que gracias a internet develás la identidad de alguna de esas anónimas personas que compartían la butaca del cine de Cabildo y Olleros (¿cómo se llamaba? ¿era el "Ritz"?) viendo 'Woodstock' en las madrugadas de los sábados, o que la mamá le gritaba por el volumen del tocadiscos (mi vieja me cortó la luz una vez por estar escuchando 'The Doors' a todo gas. Se afanó un "tapón" para que no la pudiera conectar otra vez), o recordar las largas vueltas a pata desde el colegio en pleno invierno para juntar las monedas que nos permitieran comprar "el último de Yes"...
Sin duda, detalle más, detalle menos, es la misma 'soundtrack' de los que contamos 50 [circa] y no creo en las casualidades: esto abarca a toda la cultura -la que está y la que nos robaron- y aunque seguimos siendo invisibles, estamos ahí, seguimos caminando todos juntos Quique.
Este blog es un placer y gracias por haber visitado mis pasquines.
Abrazos desde el lejano sur.
Rodolfo

REDD LAND dijo...

Querido Quique:

Sos un maestro haciendo aflorar los buenos recuerdos en los demás!! En este caso específico me puse a pensar en el camino que recorri desde chico hasta convertirme en músico de rock...
En mi casa, siendo mi familia completamente integrada por italianos, se escuchaba mucha ópera, música clásica y melódica popular italiana, que en los 50s y 60s gozaba de mucho éxito en nuestro país...a los 4 años ya había demostrado mi predilección por la música y era el DJ de la familia, el que siempre ponía discos, que reconocía aún sin saber leer y los ponía en el tocadiscos con un cuidado fuera de lo común para un niño de mi edad (era el comentario de todos!!!!). A mi abuelo le encantaba el Bolero de Ravel, asi que yo le decía:"Nonno, queres escuchar el Bolero de Ravel?" y el siempre me decía que si para darme con el gusto, divertido viendo mi actitud hacia la música...recuerdo que me gustaban mucho las versiones de "Jezebel" y "Jinetes en el cielo" de Bing Crosby y me encantaban "Oh my Papá" por Eddie Fisher (Actor, que fue el primer marido de Elizabeth Taylor) y "Vecchio Frac" de Domenico Modugno...Bueno, también tenía un ep (los dobles en 45rpm) de Alberto Closas, cantando "Pecos Bill" y yo lo gastaba junto a otro de Los 5 Latinos donde estaban "Tu eres mi destino" de Paul Anka e "Himno al amor" que conocía tambien por Edith Piaf, pero no me enganchaba por el idioma francés....aaah y no olvidemos el otro de Billy Cafaro con "Pity Pity" y "Personalidad"...De la ópera, me gustaba sobremanera una version estupenda de LA BOHEME de Puccini, cantada por el tenor CARLO BERGONZI y la soprano RENATA TEBALDI (considerada "rival" de Maria Callas!!!)-Viviendo en Italia, en 1996 me di el gran gusto de ir al Teatro ALLA SCALA de Milán a ver el concierto de despedida de Carlo Bergonzi, que en esa època (aún vive, gracias a Dios!!!) tenía 72 años y una de las voces mas impresionantes que haya escuchado y que conservaba en toda su plenitud- Y no olvidemos que estas memorias son de antes de cumplir mis 6 añitos!!!! Después, mientras todo el mundo estaba enganchado con el Club del Clan yo me mataba escuchando cantantes italianos: Bobby Solo, Gianni Morandi, Gigliola Cinquetti, Rita Pavone...MINA (Genia!!!!!!) y avanzando mas, Lucio Dalla y Lucio Battisti (Si escuchan un tema de Battisti che se llama INSIEME A TE STO BENE, van a encontrar que el estribillo es muy, pero muy parecido a un tema de Charly García...no les digo cual...investiguen!!!! jajajaja)Aparte, a este tipo lo acompañaban músicos que luego estuvieron en dos grandes bandas progresivas italianas, PFM y FORMULA 3.
La cuestión es que un buen día escuché una melodía increíble en la version de Fausto Papetti: Era HELP! Cuando descubrí que era de Los Beatles, quise mas, pero claro aún no me compraba discos por mi cuenta, asi que me conformaba escuchando todas las noches onda corta (no había FM aún!!!) con una pequeña radio que mi papa me había regalado y que yo ponía bajo mi almohada. desde Tucumán, lograba pescar MODART EN LA NOCHE!!!! aunque la señal era fluctuante y a veces me perdía cosas (me daba una bronca!!!)...a estas alturas, me conocía todas las sinfonias de Beethoven, mucho Mozart y Bach y empezaban a atraerme los sonidos de los discos...por ejemplo, el sonido del bajo en el tema "Chimera" (1966) de Gianni Morandi (que por si no lo saben...es contrabajista!!!! y bueno además). Misma historia para el cover de "I've got a message to you" de BEE GEES por MAL dei PRIMITIVES, que en la version italiana se llamaba "Pensiero d'amore" Los Iracundos tomaron esta versión e hicieron en castellano su cover de la cover con el nombre de "Recuerdo de amor". Lentamente, me acercaba al rock y con "Hey Jude" ya era un re-fan de Beatles. aún no me interesaba por los primeros pasos del Rock Nacional, porque viviendo en Tucumán, me perdía todo eso y lo poco que me llegaba erróneamente lo asociaba al Club del Clan y lo consideraba una grasada...
El 1º de Octubre de 1969 era el día del lanzamiento MUNDIAL, y me fuí bien temprano a esperar que abrieran una disquería llamada DISCOTHEQUE para comprar ABBEY ROAD...por supuesto, no lo tenían, y tuve que esperar diez días hasta que llegó. Fué el primer disco que compré por mis propios medios (ahorrando la plata del colectivo que me daban para el colegio)...lo conservo, como Rico Mac Pato guardaba su primer centavo (supongo que todos recordaran las historias de Rico Mac Pato, tío del Pato Donald!!!!). Ese día marcó para mi el PUNTO DE NO RETORNO hacia el rock....luego, en Febrero de 1970 (yo aún no tenía 14 años) me encontraba en Buenos Aires de vacaciones, en casa de mis abuelos que vivian en SAN MARTIN...Era Carnaval y tocaban LOS GATOS en el Club San Andrés, a pocas cuadras de la casa de mis abuelos...FUE MI PRIMER RECITAL!!!!
Los Gatos, con Pappo y tocando temas de Beat nº 1 y Rock de la Mujer Perdida....recuerdo a Litto Nebbia envuelto en un tapado de piel en pleno verano y cantando con dos microfonos...y en la larga parte instrumental de Fuera de la ley, Litto firmaba autógrafos y también me acerqué para solicitar su firma...solo me faltaba un eslabón: un día, viendo ofertas en una casa de electrodomésticos (se llamaba SU CASA y estaba en Tucuman en la esquina de San Martin y Salta) vi la tapa de un disco que me llamó la atención...se veía un tipo con un bajo (despues supe que era un RICKENBAKER) colgado y tocando el violín. Lo compré por la tapa...era FAMILY. La tapa correspondía al disco "A Song For Me", el tercero de la banda, pero esta edicion argentina era un compilado de temas del 2º (Entertainment) y este. Me voló la cabeza, y ahí comprendi lo que era la música progresiva de la que se hablaba tanto en la revista Pelo (el primer número que compré era la que hablaba de la separación de Los Beatles...luego compré todas las que me faltaban, incluída la nº 0)...Ese mismo día, junto al disco de Family, me compré LA BIBLIA de VOX DEI....mi padre, para mi cumpleaños nº 15, me regaló la OPERA TOMMY!!!! Yo no tenía idea aún de quienes eran THE WHO, pero mi viejo había escuchado la obertura en la radio chilena y pensó que me iba a gustar....Bueno, mi viejo creo que había entendido todo ya sobre mi y la música...Tuve la suerte de que mis padres nunca se hayan opuesto a mi interés por la música. Pero bueno, era buen alumno en el colegio, asi que no tenían razones para chantajearme si no estudiaba, como les pasó a otros....jajajaja

Gracias Quique, por despertar todos estos recuerdos en los que no pensaba desde hace mucho...

Un Gentil abrazo Gigante

ESTEBAN

quique dijo...

Rodolfo y Esteban:

Gracias por sumarse a este recorrido de vida y dejarnos sus historias personales. Gracias por el afecto y por establecer este espacio como lugar de reunión virtual.

La verdad es que no me acuerdo como se llamaba el cine donde vimos Woodstock al menos 20 veces, pero no me preocupa porque en cuanto intervenga Miguel con su memoria prodigiosa nos saca del pantano neuronal!!

Y, por supuesto, hay tanto más para contar: los recitales, las bandas de barrio y las largas zapadas, el Parque Centenario (¡violencia en el parque de la ciudad...!), compañeros o conocidos que ahora firman autógrafos (...), los tours de seguimiento del Flaco hasta los clubes más infames del GBA (casi nos muelen a palos cuando el Flaco cantó "Otario el mirón" en carnavales en un club lleno de otarios y mirones), Los Redondos repartiendo... ¡redonditos de ricota! cuando todavía no eran "Lo Redó", los rajes de los recitales interrumpidos abruptamente por ya saben quién, etc. etc.

Pero claro, es como dice Rodolfo: son tantas las historias que se tejen en tantos lugares, de tantos otros que transitaron los mismos (parecidos) lugares.

Dejenme ser un poquito egoista para contarles que la respuesta a este post que más me sacudió fue la de mi hija de 18. Después de leerlo me dijo: "Que bueno eso que escribiste. La verdad es que hasta yo me puse nostálgica". Y claro, justo un par de días antes vimos juntos (digitalizada y en el living) "Rock hasta que se ponga el sol".

Miguel dijo...

Bueno, aquí estamos, para recordar un poco lo que me pasó con la música después de leer todo lo anterior y de aflojar alguna lágrima, denme un poquito de tiempo, mañana a mas tardar posteo algo, pero para hacer honor a la confianza de Quique sobre mi memoria el cine de Woodstock era el Ritz, y creo que Quique debe recordar que una de esas noches fue la que veníamos de rebotar de los dos cines donde daban Adios Sui Generis a los cuales no habíamos podido entrar por no tener aún 18 años, porque la película había sido prohibida por nuestro censor el famoso Miguel Paulino Tato, "El Señor Tijeras" y había un control estricto de documentos en todos los cines para que no pudiera entrar el público "natural" de la película, o sea los pibes de entre 13 y 18 mas o menos, la prohibición era una persecución al grupo pero sobre todo a su productor Leopoldo Torre Nilson, al cual Tato odiaba profundamente.

Mp. dijo...

Tengo 18 años, pero se siente la nostalgia. Y encontrè curiosa su publicaciòn que va del hoy al ayer, mientras mi vida va del ayer al mañana.
A mi me tocò el Cd, pero tengo viejos acetatos; ELP, yes, King Crimson, Focus... Nostalgia de aromas a cartòn viejo.. Primero fuè el progre en inglès y luego el rock argentino, ¿Còmo? Bueno fuè Fito, primero, luego Charly, luego el flaco, pappo y blablabla... Hace un año fuì a BsAs y ahì encontrè el Tango.. es mi nostalgia en inversa.
Supongo que yo tambièn me estoy volviendo vieja.

Y ¡Còmo me hubiese gustado ver a invisible en el coliseo!

quique dijo...

MP, gracias por el sentido comentario que nos dejaste.

En realidad mi idea al escribir el post era ir del ayer a hoy (no al revés) para evitar ponerme demasiado nostálgico -fronterizo a la tristeza- sino decir que estoy agradecido por haber vivido esos tiempos fantásticos.

Tengo bastante por molestar todavía, así que no lo tomes como una declaración de despedida... sino como "así llegué hasta aquí... ¡vean lo que falta todavía!"

Visitanos cuando gustes!!!

Saludos desde Argentina!!!