sábado, 28 de junio de 2008

Un imagen, o mejor dos, que valen más que mil palabras

Sobre el rescate de la solicitada, no tengo registro. En cuanto a la foto, que nos ofrece la notable lección de que una señora bien no debe andar caceroleándo por ahí, el mérito es de El Mango del Hacha / Blog.


2 comentarios:

REDD LAND dijo...

Querido Quique:
Cuando ocurrió el golpe militar, tenía 20 años. Y si bien mi cabeza estaba llena de pajaritos e ideales bucólicos, algo de la realidad lograba entender.
Solicitadas como esta, aparecieron desde todos los sectores de la sociedad no solo al año del golpe, sino desde el primer momento.
Porque, es una gran verdad por más que duela admitirlo, que la toma del poder por los militares fué recibida con beneplácito por la gente común.
Personajes como el recién fallecido Neustadt y Mariano Grondona siempre fueron criticados como "acomodaticios"...pero en realidad representan una mentalidad muy arraigada en la mayoría de la gente.
Somos un pueblo sin sentido común. SIEMPRE nos preocupamos de las cosas cuando nos ocurren personalmente; NUNCA, si es que le ocurren a un vecino.
Suelo decir que si existiera el sentido común NI SIQUIERA SERIAN NECESARIAS LEYES, e incluso éstas, no pueden funcionar sin ese ingrediente. Por eso, somos verdaderos maestros en eso de "hecha la ley, hecha la trampa"...días atrás (y no es la primera vez) alguien me reprochó diciéndome que invocar sentido común en esta época ES DEMASIADO PEDIR.
Evidentemente, si tanta gente piensa así debo concluir que, lamentablemente es verdad.
Actualmente todos hablan como verdaderos campeones de la democracia (¿otro reflejo de nuestra cultura "televisia"?)...pero a la luz de todo lo que expuse arriba, permitanme dudar del espíritu democrático del pueblo argentino.
Los argentinos NO TENEMOS CONCIENCIA DEMOCRATICA, NI CIVIL, NI SOMOS UN PUEBLO UNIDO.
Por eso, parafraseando la famosa frase, somos vencidos siempre por los inútiles de turno que nos gobiernan. Pero dada la frecuencia con la que esto nos ocurre, cabe pensar si realmente tenemos los gobiernos que nos merecemos...o no.
Hay que tener memoria pero no solo de lo que nos conviene, de lo que queda bien citar en público, sino tambien de lo que nos averguenza, aquello que nos cuesta admitir. LO QUE NO ES POLITICAMENTE CORRECTO.
Solo así aprenderíamos de los errores cometidos.

Saludos

ESTEBAN

quique dijo...

Justamente por todo esto que tan acertadamente decís, es que publiqué estos dos verdaderos documentos.

Por el derecho a pensar. Diferente o igual, pero a pensar. Pensar por uno mismo y estar convencido de las propias convicciones, no de las de otros.

Pero me temo, amigo mío, que pocos están pensando en el país y en los ciudadanos de a pié que sobrevivimos cada día en este bendito país.

Cada uno mira su conveniencia. Así no salimos más.